¿De qué manera la gente exitosa aborda su trabajo?

Cada uno tiene sus propios métodos para conseguir la culminación satisfactoria de los proyectos, sin embargo, las personas más exitosas tienden a tener hábitos similares. Sepa en qué consisten y arme una pauta.

Para alcanzar con éxito los objetivos trazados en nuestro trabajo, es fundamental programar nuestras actividades, y nutrir nuestro capital de carrera. Laura Vanderkam, autora de What the Most Successful People Do at Work, encontró siete puntos en común en profesionales altamente destacados.

Medición de horas.
Cuando los profesionales exitosos buscan continuar en esa línea, saben cuánto tiempo -como máximo- demanda cada una de sus actividades. De esa manera, pueden establecer pequeños objetivos para períodos específicos de tiempo y, así incrementar la cantidad de logros alcanzados.
En cuanto a los avances de proyectos dentro de las horas laborales, ellos mantienen actualizado un registro (de tiempo) cada semana. Así es posible efectuar un ‘autoseguimiento’.

Planeamiento.
Luego de ser conscientes del tiempo invertido en cada actividad, es fundamental planificar las horas. Los profesionales destacados elaboran y adoptan estrategias sobre la mejor manera de invertir su tiempo. ¿La finalidad? Asegurarse de que están trabajando de manera constante hacia sus metas.

Hacer posible el éxito.
Con un nuevo plan, es sencillo entusiarmarse con los objetivos conseguidos, conformarse, y quedarse a mitad de camino. Por ello, es indispensable el constante deseo de superación. La gente exitosa ‘descompone’ grande proyectos en pequeños pasos para continuar el rumbo. El compromiso a continuar ascendiendo es fundamental en este sentido. Contar con un mentor es clave.

Evitar distracciones.
Pasar más de 40 minutos revisando el correo electrónico, o redes sociales como Facebook y Twitter, cuando se requiere efectuar actividades de relevancia, sin duda, no suma a nuestro favor. Finalmente, se termina gastando enormes cantidades de tiempo sin llegar a nada.

Practicar.
Mientras los músicos profesionales o atletas invierten tiempo perfeccionando sus capacidades artísticas o deportivas, muchas personas en otros puestos de trabajo no lo hacen. Eso significa que también se puede practicar conscientemente algunas habilidades laborales con el objetivo de mejorar, aunque luego se requiera la opinión de un mentor.

Nutrir el capital de carrera.
Cuando se renuncia a un puesto de trabajo, es fundamental apelar al denominado ‘capital de carrera’, esto es, la suma total de sus experiencias, conocimientos, habilidades y relaciones (netwoking).
Existen tres formas principales de nutrir ese capital. Una de ellas es simplemente mejorar sus habilidades y adoptar otras de alta importancia para su línea de carrera. Otra manera reside en coger la pluma, es decir, escribir un libro, abrir un blog, etc. La tercera y última forma comprende la construcción de una red de personas leales a usted.

Buscar el placer.
Mientras que muchos de nuestros puestos de trabajo tienen elementos que nos gustan menos que otros, con el tiempo, se recomienda que tratemos de ajustar el tiempo para pasar más horas haciendo las cosas que amamos realmente. Otro factor igualmente importante es hallar una sensación de progreso en nuestro trabajo. De hecho, esa sensación de progreso trae más alegría que el aliento de un jefe.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

Los Sismos de México y Nosotros

Consumer PsycoCristina Quiñones

Generación Juvenescente: “Si crees que me ...

La Economía de la ExperienciaContinuum

Innovaciones que no funcionan, parte 1: Busin...

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Laboratorios de Innovación

Economía para todosCarlos Parodi

Crecimiento económico en el Perú y sus pres...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO