Caso LinkedIn: ¿Puede una red profesional degenerar en red para conseguir citas?

Usuarios de LinkedIn denuncian la aparición de ‘seductores 2.0’ que usan la red profesional para encontrar pareja. El caso plantea la posibilidad de que ciertas redes queden desvirtuadas por un uso perverso o equivocado.

“¡Hola A.M.D.!”. “Buenos días J.”. “Qe tal?”. “Muy bien, ¿tú? ¿Puedo ayudarte en algo?”. “Depende jajaja. Te apetecería tomar algo?”…

La anterior conversación resultaría hasta inocente en cualquier red social dedicada a encuentros y contactos. Sin embargo, este intento de J. por quedar con A.M.D. tuvo lugar recientemente en una red profesional, en la que, supuestamente, las conversaciones, sugerencias, enlaces, invitaciones a foros y los propios foros que allí se crean y desarrollan tienen un carácter profesional.

La propia A.M.D. se quejaba en su timeline de LinkedIn de que “desgraciadamente, los mensajes de este tipo son bastante frecuentes”.

C.A.B. contestaba diciendo: “Me pasó y molesta bastante, y más si estás desempleada buscando trabajo”.

A J.E.V. le parece “un vergonzoso comportamiento utilizar LinkedIn para ligar”, mientras que C.C.C.Q. piensa que se trata de “personas desubicadas que sobran. Me limito a contestar educadamente y a bloquear el contacto”.

A otros, como J.D.H.M., no le molesta y señala que “hay que ser flexible a todo”. Por su parte V.L. señala que “también el transporte público está hecho para desplazarse, y un parque para pasear, y en todos estos sitios se liga o se intenta ligar”…

Podríamos hablar de filtros y controles, de normas de uso o de vigilancia. Pero lo cierto es que la forma en la que los usuarios utilizan una red puede determinar su eficacia y puede variar su sentido y propósito. La cuestión es si el uso imprudente y sin sentido puede llegar a convertir una red estrictamente profesional en un simple foro de contactos.

Eva Collado, consultora de gestión, transformación digital y organizaciones, cree que “LinkedIn es la red profesional por excelencia, y aquí no caben fotos de tazas de desayuno y dar los buenos días, o las frases de Paulo Coelho…”

“Aquí se habla de trabajo y se comparte conocimiento en las áreas en las que uno está especializado. Quien intenta establecer relaciones de carácter afectivo que van más allá de una colaboración profesional se equivoca, y mucho… Para quien recibe propuestas de ‘ligoteo’ es una ofensa, un indicador claro de que quien las recibe dejará de seguir e incluso bloqueará a quien las envía”.

Fernanda Brunsizian, senior manager of corporate communications de LinkedIn Latam & Iberia, explica que la misión de esta red profesional “es hacer que los profesionales sean más productivos y exitosos en su trabajo, y crear oportunidades económicas para ellos. Es la única centrada en las carreras de sus usuarios, aportándoles un valor que va más allá de ofertas de trabajo”.

“En este sentido, las conexiones que hacemos y la forma en la que construimos y alimentamos nuestra red es vital para conseguir este objetivo. Cuidar nuestras conexiones, es decir, conectar solamente con gente que conocemos o de quienes tenemos referencia es clave para tener una buena experiencia en LinkedIn y protegerse de cualquier contacto inconveniente. La red tiene herramientas para que cualquier persona pueda bloquear y denunciar a los usuarios que la estén usando de forma equivocada o abusiva”.

Andrés Pérez Ortega, consultor en estrategia personal, explica que “las redes sociales son algo así como los barrios en una ciudad. Este fenómeno de modificar el uso de los barrios se conoce como gentrificación: una buena zona se puede ir degradando y llenándose de gente poco deseable. Eso lo devalúa, aleja a los habitantes originales y reduce su valor hasta que un nuevo grupo de valientes se atreve a instalarse”.

Pérez añade que “otro de los aspectos en los que las redes sociales son un reflejo de la realidad es que poco tiempo después de ponerse en marcha acaban apareciendo los más bajos instintos. El sexo o la búsqueda de dinero fácil mediante timos o clickbait, por ejemplo, generan una gran parte de los contenidos”.

“En Twitter, WhatsApp o Snapchat, en los que la comunicación es directa entre usuarios, surge este fenómeno. En otras redes en las que los contenidos son más controlados -Facebook, Instagram o YouTube- es más sutil. Aunque la tentación de ganar dinero recolectando usuarios ‘como sea’ es demasiado fuerte”.

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, recuerda que “el fenómeno de la tinderización de LinkedIn se debe a que en las redes sociales, en general, no hay barreras de entrada. Y en las profesionales como LinkedIn, que tal vez deberían ser más cuidadosas en la aceptación de perfiles, pasa lo mismo. Cualquiera puede entrar con un perfil en el que no es obligatorio poner un nombre real o una fotografía. Y se puede inventar el sector o el cargo”.

Recolons cree que las redes sociales no son adecuadas para todo el mundo, y menos aún las profesionales. Denuncia “la ligereza con la que una persona se autotitula CEO en LinkedIn, aunque tenga una empresa con dos amigos. Ese fenómeno se ha trasladado en forma de tinderización, con perfiles trol que utilizan una red profesional como si fuera un lugar de citas”.

“Y todo esto hace que vayan apareciendo competidores como beBee, de momento muy pequeños, pero que ofrecen contenidos de alta calidad, aprovechando el espacio que dejan otras redes profesionales al exterminar (no literalmente) sus grupos”.

Baja el nivel, cambia el estilo…
Los cambios constantes en las reglas de privacidad, las normas de uso y las estrategias de los propietarios, crean confusión entre los usuarios de las redes, y abren la veda a todo tipo de gente. Andrés Pérez, consultor en estrategia personal, explica que “Facebook se convierte en algo similar a una televisión basura, LinkedIn se ‘facebookea’ y resulta frecuente ver anuncios de cumpleaños o citas de Coelho en vez de cambios de empleo. Es muy fácil confiarse y bajar el nivel y el estilo.

En el caso de LinkedIn aparecen los oportunistas que pueden convertir esta red en un mercadillo en lugar de darle su uso inicial de red de contactos. Y así es como llegan los ‘seductores 2.0’ que encuentran una forma de escoger a un tipo de ‘víctimas’ con un perfil distinto al de otras redes o plataformas para ligar”.

Cruzar la delgada línea roja
Casos como el de LinkedIn, en el que algunos usuarios olvidan que están en una red profesional y actúan como si estuvieran en una plataforma de contactos, nos recuerdan la delgada línea que existe entre la afinidad y el simple ‘ligoteo’.

Conviene recordar que en nombre de un supuesto dominio de los procesos de compatibilidad muchas empresas de contactos argumentan que su habilidad al gestionar de la afinidad resulta determinante para reducir la tasa de fracasos al conectar a empleadores y candidatos para integrarlos en compañías que ofrecen puestos específicos.

Los expertos creen que hay aspectos del ‘dating’ que se deben tener en cuenta en el mercado del empleo.Así, sitios de contactos como eHarmony, con miembros en 150 países, se basan en la creencia de que es posible aprovechar sus fortalezas en el dominio de la afinidad.

En su día LinkedUp! jugó a la confusión -con el logo, con el nombre, y con el aspecto- al estar dentro de las páginas de empresas de LinkedIn. En realidad se trataba de una compañía diferente que mete al usuario de lleno en el mundo de las citas bajo una apariencia de contactos profesionales.

La aplicación utiliza la base de datos de LinkedIn con un fin no profesional para que sus usuarios puedan rastrear posibles citas. LinkedUp! es un ‘copycat’ de Tinder -una aplicación de contactos para descubrir a personas que estén cercanas- que comenzó ‘aprovechándose’ del soporte de LinkedIn. Darain Faraz, ‘communications manager’ de LinkedIn en EMEA, aseguraba entonces a Expansión que la red profesional “no es socia ni afiliada de LinkedUp! ni de otras plataformas similares”.

Diario Expansión de España
Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Inversión e InfraestructuraDirector FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

El EVA (Economic Value Added) en empresas que...

El Vino de la Semana

Alion

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Design Thinking y Transformación Digital

Economía para todosCarlos Parodi

Empleo en Lima Metropolitana

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO