MEF: “Lo que podría sorprender al Perú son los altos precios de los minerales”

Según el ministro Thorne, el FMI ve al Perú como un país con niveles bajos de cuenta corriente, un endeudamiento muy bajo y con gran flexibilidad fiscal

Gestion.pe

A muchos no sorprendió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajara la proyección de crecimiento económico para el Perú debido a los efectos de los desastres naturales, aunque sí sorprendió que sea a 3.5%, que está por encima de lo que el propio Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha pronosticado.

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, recordó que si en estos momentos hace una proyección de crecimiento para la economía peruana, esta sería de una expansión de 3%.

“También informamos ayer que vamos a presentar el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) a fines de abril, como manda la ley, y el estimado va a estar alrededor de esos niveles”, dijo.

Consultado sobre la proyección del FMI, mencionó que ellos están siendo más optimistas debido a un factor que podría sorprender en favor del Perú.

“Creo que hay elementos en nuestra proyección que nos podría hacer más optimista o más pesimista pero el elemento que nos podría sorprender quizás es el entorno internacional con los altos precios de los minerales”, explicó.

Por este factor, el FMI ve al Perú como un país con niveles bajos de cuenta corriente, un endeudamiento muy bajo y con gran flexibilidad fiscal.

“Eso, desde el punto de vista de ellos, significa que tenemos gran capacidad para responder ante los retos que ha mencionado el premier para la reconstrucción y significaría que podríamos ampliar el déficit fiscal para después volverlo a las metas del 2021 que nos hemos planteado a nuestra trayectoria fiscal”, dijo.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Ruarte's - Washington CapitalLuis Moscoso

¿Que significa la reducción de la “Hoja d...

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

Monaguillos, estatuas y lavado de ropa. El c...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO