FED no prevé una subida en las tasas de interés antes de tiempo, por temor a recesión

El reto que Yellen y la FED enfrentan como una institución es apoyar la recuperación, porque la política fiscal ya no está sobre la mesa, tanto por razones políticas y económicas, declaró un funcionario.

Al acercarse un giro histórico en la política monetaria de Estados Unidos, Janet Yellen ha apostado su mandato como presidente de la Reserva Federal en un principio simple: ella preferiría luchar contra la inflación que soportar otra crisis económica.

Las entrevistas con funcionarios y exfuncionarios de la Fed indican que Yellen y el núcleo de toma de decisiones en el banco central de Estados Unidos están decididos a no subir las tasas de interés demasiado temprano y correr el riesgo de herir a la frágil economía de Estados Unidos.

Es un compromiso que se pondrá a prueba con vigor en los próximos meses ya que se acumula presión dentro de la FED, entre los republicanos en el Capitolio, y tal vez incluso en los mercados financieros, para que la FED reconozca un fortalecimiento de su economía con un primer aumento de tasas de interés en más de ocho años.

Una conferencia de banqueros centrales del mundo en Jackson Hole, Wyoming la próxima semana, brindará a Yellen una etapa importante de presión.

Después de tomar el relevo de Ben Bernanke en febrero, se ha desarrollado un estilo distinto: fuera de la manga y agradable en apariciones públicas, inusualmente directa en llamar la atención sobre la difícil situación de los desempleados, meticuloso en su preparación para las reuniones de la Fed y muy en sintonía con las opiniones de sus colegas, dicen las fuentes de la Reserva Federal.

Un adjetivo común que se utiliza para describirla en las reuniones es “sobre preparada. Ella es capaz de cuestionar profundamente a colegas acerca de los puntos finos de sus presentaciones, y hasta ahora ha sido capaz de forjar consensos que satisfagan a los halcones de la FED más preocupados por la amenaza de la inflación, manteniendo al banco central preocupado más en el empleo.

El escenario de pesadilla que Janet Yellen quiere evitar es el sedentarismo de las tasas sólo para ver qué pasa con los mercados financieros y la economía tome un éxito tan grande que ella quiera dar marcha atrás.

La inflación, por su parte, es un término conocido que los funcionarios de la FED dicen estar seguros de poder controlarla con las herramientas convencionales de política.

“Si la FED generara demasiado crecimiento económico y altas tasas de inflación, sería una situación mucho mejor que estar en una de una recuperación económica vacilante y cuya necesidad de confiar sea aún más en las herramientas no convencionales”, dijo David Stockton, jefe de la Fed economista hasta 2011, que ahora es un investigador principal en el Instituto Peterson de Economía Internacional.

“El reto que Yellen y la FED enfrentan como una institución es apoyar la recuperación, porque la política fiscal (…) ya no está sobre la mesa, tanto por razones políticas y económicas”, dijo David Lipton, primer subdirector gerente en el Fondo Monetario Internacional Fondo.

“Ahora que (la economía) se está recuperando, el desafío consiste en medir su fuerza y asegurarse de que se mantiene en el camino correcto”, acotaron.

El otro escenario aterrador es que un combate de la inflación -más rápido de lo previsto- pueda erosionar tres décadas de la confianza ganada con tanto esfuerzo por la cual los precios se mantendrían bajo control, y sería más fácil que la inflación se arraigue firme.

Funcionarios de la FED se mantienen preocupados de que los tipos de interés sigan bajos, y afirman que lo más probable es que se formen burbujas financieras problemáticas.

Jeffrey Fuhrer, asesor principal de políticas de la Fed de Boston, dijo que el estilo de comunicación de Yellen es “un poco más abierto y accesible” que su predecesor de Bernanke. Agregando: “Ella es un poco más accesible de alguna manera.”

El banco central también está observando las elecciones legislativas de noviembre, con especial interés: una toma de control republicano del Senado podría dar impulso a una propuesta que obligaría a la FED a depender de una regla mecánica para fijar las tasas de interés sobre la base de los niveles de inflación y desempleo en la economía.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

¡Madre!

La Economía de la ExperienciaContinuum

Innovaciones que no funcionan, parte 1: Busin...

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

Los Sismos de México y Nosotros

Consumer PsycoCristina Quiñones

Generación Juvenescente: “Si crees que me ...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO